Dieta Neurobiológica para Diabéticos

Pan y miel

El pan y la miel son componentes de la dieta neurobiológica

La dieta neurobiológica no sólo sirve para perder peso, sino que regula la secreción de insulina, también estabiliza los niveles de hidratos de carbono en la sangre, además de brindar una sensación de saciedad más duradera que otras dietas.

Esta dieta fue creada por el médico argentino Norberto Russo, especialista en trastornos alimentarios, y está logrando gran aceptación en los países desarrollados.

No es una dieta para contar calorías o pesar los alimentos. Lo que se busca es crear nuevos hábitos alimentarios que permitan comer de acuerdo al apetito de cada uno, pero bajando de peso.

La dieta neurobiológica puede realizarse de manera estricta durante unos quince días máximo, para luego flexibilizarla por unos quince días más. Aunque siempre se recomienda que no se exceda el tiempo recomendado.

Es una dieta especialmente indicada para quienes sufren de ansiedad, pero no debe ser practicada por diabéticos, embarazadas o mujeres lactantes.

El elemento central de esta dieta es la combinación de alimentos, que permite una absorción total de los nutrientes, ya que la mala absorción favorece la acumulación de nutrientes que luego se tornan en residuos y dan lugar a la acumulación de grasa y el exceso de peso.

La dieta neurobiológica está basada además en el índice glucémico, que se encarga de medir los niveles de glucosa en sangre luego de la ingesta de ciertos alimentos. Cuando dicho índice está alto, el páncreas debe segregar una cantidad elevada de insulina, lo que facilita la formación y acumulación de grasa.

En esta dieta se ingieren alimentos con un bajo índice glucémico, principalmente durante las horas de la noche. También busca un mayor consumo de aminoácidos y uno menor para los hidratos.

Hay alimentos con variados índices glucémicos: alto, bajo y muy bajo.

Tabla de índices glucémicos de algunos alimentos:

Zanahorias cocidas – 92
Miel – 87
Arroz blanco – 72
Patatas cocidas – 70
Pan blanco – 69
Arroz integral – 66
Pasas – 64
Remolachas – 64
Plátanos – 62
Azúcar blanca – 59
Pasteles – 59
Papas fritas – 51
Espaguetis de harina refinada – 50
Uvas – 45
Espaguetis de trigo integral – 42
Naranjas – 40
Manzanas – 39
Tomates – 38
Helados – 36
Yogur – 36
Leche entera – 34
Leche desnatada – 32
Lentejas – 29
Salchichas – 28
Melocotones – 26
Pomelo – 26
Ciruelas – 25
Soja – 15
Cacahuates – 13

Se recomienda no ingerir más de un alimento concentrado por vez, para facilitar el rápido pasaje a los intestinos de los alimentos y un mejor aprovechamiento de la energía. Por ejemplo: no debe ingerirse conjuntamente proteínas con arroz, fideos, papas o pan, debe ingerirse con alguna verdura o solas. Las verduras de ben ingerirse antes de la carne, para reducir la absorción de los alimentos.

Tampoco deben combinarse distintos tipos de proteínas, por ejemplo proteínas de la carne de vaca con las del huevo, o las de pollo. En caso de hacerlo, debe ser en pequeñas cantidades.

Las combinaciones de vegetales deben ser mínimas, mientras que las verduras verdes deben comerse con calma.

Para conseguir la saciedad, se aconseja ingerir una taza de caldo veinte minutos antes del almuerzo, pudiendo agregársele una clara de huevo para darle consistencia.

Una hora antes del almuerzo o la cena, se debe beber el jugo de medio limón con edulcorante. Puede añadírsele la cáscara rallada.

Es necesario acompañar este régimen con ejercicio, al menos una caminada de veinte minutos diaria.

Menús para la dieta neurobiológica:

Menú 1:

Desayuno: Café descafeinado con leche descremada o yogur con cereales (1 cucharada de germen de trigo, levadura de cerveza, salvado de avena), y 1 rodaja de pan con gluten, endulzada con miel.
Almuerzo: Ensalada verde, proteínas blancas (pollo o pescado).
Merienda: Igual al desayuno
A media tarde: Jugo de 1 limón o manzana
Cena: Ensalada de color de estación (tomate, calabaza, zanahoria o leguminosas); fideos integrales, arroz integral o milanesa de soja
Si tiene dificultad para dormir puede comer un plátano o banano.

Menú 2:

Desayuno: café o té con edulcorante, 1 grisín de gluten.
Media mañana: 1/2 limón exprimido con edulcorante
Almuerzo: 1 porción de ensalada verde, 200 grs. de filete, 1 fruta.
Merienda: café o té con edulcorante, 100 grs. de jamón desgrasado o queso descremado.
Media tarde: 1/2 limón exprimido con edulcorante.
Cena: 1 plato de ensalada de verduras; 1 porción de carne vacuna magra a la plancha.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *